¿Te ayudamos? +34 946 85 20 78 | info@kgourmetonline.com

Pescado azul en conserva


El pescado azul en conserva es una de las maneras más sencilla de incluir pescado azul en nuestra dieta. El pescado azul se diferencia del blanco por su alto contenido en grasa (un 10% frente a un 2% en el caso del pescado blanco). Es precisamente esta grasa tan rica en ácidos poliinsaturados lo que la hace tan saludable para nuestro organismo. Para un adulto se recomienda incluir este tipo de pescado al menos dos o tres veces por semana. El consumo de pescado azul en conserva nos ayuda a poder cumplir con las recomendaciones de los especialistas de manera rápida y sencilla. Todas las conservas de pescado que podrás encontrar en nuestra tienda online, han sido elaboradas seleccionando las mejores materias primas y utilizando métodos de elaboración artesanales que ayudan a mantener las cualidades naturales de los alimentos.

Pescado azul en conserva para una dieta saludable

Uno de los clásicos dentro de las conservas de pescado azul, es sin duda la sardinilla. Las sardinillas que podrás comprar en nuestro establecimiento, son seleccionadas en lonja por su tamaño y calidad. Este pescado suele ser mejor valorado cuanto menor sea su tamaño. Uno de los aspectos clave que marcan la calidad de una conserva, es el tiempo transcurrido entre la captura del animal y su envasado. Cuanto menor sea este periodo, más frescura tendrá la pieza, y por tanto, más naturalidad y autenticidad podremos encontrar en ella. A la vista, las sardinillas han de destacar por su atractivo color plateado y su magnífica presentación completamente limpias y brillantes.

Otros de pescados azules en conserva que no pueden faltar en nuestra despensa, son la melva y la caballa. La caballa, también conocida con el nombre de verdel, sarda o verta, es muy apreciada por su sabor y por la consistencia de su carne. De forma alargada y de color azulado con las aletas y el vientre gris, la caballa es un pescado rico en ácidos grasos omega 3 además de poseer un alto contenido en minerales como el potasio, el magnesio, el hierro o vitaminas D y E. La carne de la melva por su parte, posee un color algo más rosado ya que pertenece a la familia de los túnidos, pero en cuanto a beneficios para nuestro organismo, podríamos hablar prácticamente de los mismos.

Una de las mejores maneras de disfrutar del sabor del pescado azul en conserva, es sin duda en ensalada. Acompaña a tus ensaladas de una lata de pescado azul en vez de tu habitual lata de atún o bonito y conseguirás aportar a tus platos un toque diferente que te encantará.