Pasta ciriole a la carbonara

Receta original de pasta ciriole a la carbonara a base de pasta, panceta y yema de huevo.

La pasta carbonara original poco tiene que ver con las recetas de pasta carbonara que acostumbramos a comer en la mayoría de los restaurantes a base de nata, cebolla e incluso champiñones. La pasta carbonara tradicional, únicamente está elaborada con pasta, yemas de huevo, queso y panceta. Para la receta de pasta carbonara que queremos compartir con vosotros hemos elegido pasta ciriole Bartolini, una pasta elaborada artesanalmente en Umbria, Italia, mediante cuchillas de bronce favoreciendo así la obtención de una pasta porosa especialmente diseñada para beneficiar su mezcla con la salsa, en este caso, con la salsa carbonara.

¿Qué necesitamos?

200 grs. de pasta ciriole Bartolini
50 grs. de panceta
2 yemas de huevo
40 grs. de queso parmesano Ambrosi
1 diente de ajo
Aceite de oliva virgen extra hojiblanca
Pimienta negra y sal

Cómo hacer pasta ciriole a la carbonara

Para hacer nuestra pasta ciriole a la carbonara comenzaremos hirviendo la pasta en una cazuela con agua fría. Mientras la pasta se va cociendo, cortaremos la panceta en tiras y la pondremos a dorar en una sartén con aceite de oliva virgen extra en la que previamente habremos dorado un ajo. Para esta receta en concreto te recomendamos aceite de oliva de la variedad hojiblanca como el aceite de oliva hojiblanca, un aceite de oliva de cierto amargor que conseguirá potenciar el sabor de nuestro plato.

Por otro lado, batiremos las yemas de los huevos en una fuente y las mezclaremos con queso parmesano rallado, sal y pimienta negra molida. Las claras de los huevos podrás utilizarlas para recetas de repostería e incluso tortillas.

Cuando el agua comience a hervir, añadimos otro poco de sal, escurrimos e incorporamos directamente en la cazuela la salsa que acabamos de elaborar a base de yema de huevo. No será necesario que el fuego esté encendido, el mismo calor de la pasta ayudará a que el huevo se haga. Para terminar, añadimos la panceta y espolvoreamos con otro poco de queso parmesano y pimienta negra. También podrás espolvorear un poco de perejil picado para dar un poco de color al plato.

 

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *