Los mejores jamones de Extremadura

Hemos elaborado un listado con los mejores jamones de Extremadura según nuestro paladar y experiencia.

El listado con los mejores jamones de Extremadura puede variar en función de quien lo elabore. En esta ocasión, hemos realizado una selección con jamones acogidos a la denominación de origen Dehesa de Extremadura cuya fama y técnicas de elaboración propias les ha llevado a ocupar un hueco destacado dentro de nuestra lista con los mejores jamones de Extremadura.

Ibéricos Maldonado: localizada en la localidad extremeña de Alburquerque, los orígenes de Ibéricos Maldonado se remontan a la segunda mitad del siglo XIX. Manuel Maldonado es el actual responsable de la marca, heredero de la sabiduría de este oficio ancestral. La calidad de Ibéricos Maldonado ha sido reconocida con varios reconocimientos como los Great Taste Gold en 2010.

Señorío de Montanera: el prestigio y calidad de Señorío de Montanera les ha llevado a convertirse en uno de los mejores jamones de Extremadura. En sus instalaciones de Badajoz trabajan más de 90 personas que cuidan y aman tanto el cerdo ibérico como la Dehesa. Parte del éxito de esta empresa se deriva de su clientela fiel que año tras año apuestan por la calidad de esta marca.

Cárnicos El Bellotero: localizada en Jerez de los Caballeros, Badajoz, Cárnicas el Bellotero dispone de 2.840 hectáreas de encina y alcornoque donde se crían mediante ganadería extensiva los cerdos destinados a elaborar sus diferentes ibéricos como el jamón de Extremadura. El hecho de poseer ganaderías propias permite un mayor control sobre la materia prima.

El Coto de Galán: se trata de una empresa ganadera, fabricante y distribuidora de sus propios productos. Sus cerdos ibéricos viven en la libertad de la dehesa extremeña alimentados con abundante bellota. Su equipo humano de gran experiencia permite hacer de su jamón extremeño todo un lujo para el paladar.

Dehesa Barón de Ley: se trata de una de las marcas de jamón extremeño más joven. Nacida en 2004 después de una larga e inteligente planificación, Barón de Ley cuenta con unas espectaculares instalaciones de 7.000 m2 en pleno Valle de Ambroz, Cáceres. Allí es donde llevan a cabo todo el proceso de elaboración tanto de los jamones ibéricos como de las paletillas y el resto de embutidos.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *