Ensalada de la semana: Ensalada depurativa para después de Navidad

Prepara una ensalada con alimentos depurativos que ayuden a tu cuerpo a liberar las toxinas ingeridas durante las Navidades.

 

Después de las Navidades apetecen platos ligeritos y sencillos de preparar. Por eso, a partir de ahora dedicaremos un día a la semana a mostraros una receta de ensalada para cuidar nuestro cuerpo tanto por dentro como por fuera. En esta ocasión, te proponemos una ensalada desintoxicante que ayudará a eliminar de tu cuerpo el exceso de toxinas ingeridas durante las Navidades.

Ingredientes:

• Hojas verdes al gusto (espinacas, lechuga, rúcula)
Alcachofa
• Manzana
• Almendras
Espárragos
• Zumo de limón

Elaboración y beneficios:

La elaboración de esta ensalada depurativa es muy sencilla, simplemente necesitarás juntar todos los ingredientes en un bol y aliñarlos con aceite de oliva virgen extra y un poco de zumo de limón. Las hojas verdes son altamente diuréticas por lo que te ayudarán a evitar la retención de líquidos además de aportarte una importante cantidad de antioxidantes.

El espárrago blanco y el aceite de oliva por su parte, son una de las fuentes de antioxidantes naturales más potentes que te ayudarán a mantener joven tu organismo. Además de esto, la manzana es un alimento que nos ayudará a hidratarnos y sus numerosas sustancias fitoquímicas evitarán la aparición de enfermedades como el cáncer, la diabetes y reducir los niveles de colesterol en sangre.

Para acompañar la ensalada:

Después de pasar unas Navidades en las que han primado bebidas alcohólicas como el champagne o el cava, en enero toca pasarse a líquidos algo más saludables. Como bebida principal para liberar tu cuerpo de los excesos navideños recomendamos el agua mineral, ya bien sea carbónica como el agua mineral Vichy Catalán, o no carbónica como el agua mineral Font d’ or. Otra sugerencia para acompañar a esta ensalada es un vaso de zumo natural de tomate, otra importante fuente de antioxidantes que también destaca por su cantidad de minerales como el hierro.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *