Cómo hacer una tabla de quesos (1º Parte)

Te mostramos cómo hacer una tabla de quesos atendiendo al tipo de corte que necesita cada variedad de queso.

Las tablas de quesos son una alternativa muy socorrida siempre que tenemos en casa un gran número de invitados. Se trata de una idea muy sencilla que puede funcionar a la perfección como entrante a una comida o a una gran cena ya que evitarás pasar tiempo innecesario cocinando y posteriormente fregando. La propuesta que te invitamos a realizar es tan completa, que más que una tabla de quesos podríamos considerarla todo un buffet de quesos.

En el post de hoy te mostraremos cómo realizar los cortes dependiendo de cada tipo de queso. Toma nota de nuestros consejos porque en breve te mostraremos con qué acompañar cada tipo de queso y como presentar tu tabla de quesos en la mesa para dejar a tus comensales con la boca abierta.

Cómo cortar cada tipo de queso

Queso Gorgonzola: este tipo de queso debe cortarse en daditos de pequeño tamaño debido a su fuerte sabor. El corte en daditos es una buena manera de facilitar a tus comensales la toma del queso ya que evitarán mancharse y la necesidad de emplear el cuchillo.

Queso de tetilla: debido a su sabor suave, el queso de tetilla puede presentarse en daditos de un tamaño algo más grande.

• Torta del Casar: se trata del queso más cremoso de todos, motivo por el cuál este tipo de queso no puede servirse en pedazos. Para servir la Torta del Casar de manera correcta, deberá presentarse en una pieza entera únicamente quitando la corteza de arriba y con una cuchara en su interior para que tus comensales puedan untar este queso sin ningún tipo de problema.

• Queso Camerbert: de la misma manera que el queso de tetilla, este tipo de queso debe servirse en daditos de cierto tamaño.

• Queso Idiazabal: para cortar un queso Idiazabal podrás emplear un corte en triángulo, de esta manera jugarás con distintos tamaños y otorgarás a tu tabla de quesos de una imagen más divertida.

• Queso Parmesano: para cortar queso Parmesano debes emplear un cuchillo especial, existen cuchillos diseñados específicamente para cortar queso Parmesano pero sino dispones de uno de ellos, puedes emplear un abre-ostras o un cuchillo pequeño. Deberás introducir el cuchillo utilizado dentro del queso e ir sacando pedacitos en forma de lascas.

• Queso Manchego: esta vez, cortaremos este queso en bastoncitos. Es importante que quites la piel del queso Manchego antes de servirlo ya que el sabor que posee su corteza no es muy agradable.

• Rulo de cabra: queso de cabra es otro de los quesos más difíciles de cortar, por eso te recomendamos que lo hagas en daditos. Un consejo para que el queso no se te pegue al cuchillo es que lo introduzcas en un vaso con agua caliente antes de realizar los cortes.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *