Cómo hacer puerros en conserva | Puerros La Catedral de Navarra

Te explicamos cómo hacer puerros en conserva mostrándote el proceso de elaboración de los puerros La Catedral de Navarra.

Muchas personas se preguntan cómo hacer puerros en conserva en casa. En este artículo te mostramos como es el proceso de elaboración de los puerros La Catedral de Navarra, un proceso de producción artesanal que da como resultado unos espárragos finos, tiernos y en su punto exacto de cocción. Puedes llevar a cabo este proceso, pero a pequeña escala, en tu propia casa para conseguir unos puerros en conserva caseros o puedes comprar puerros en conserva de La Catedral de Navarra con el mismo sabor y las mismas cualidades que los caseros.


1. Cultivo del puerro:

Los puerros La Catedral de Navarra son cultivados cerca de sus instalaciones de Mendavia. El objetivo es que pase el menor tiempo posible desde la recogida del puerro hasta su envasado y posterior comercialización. Una característica a destacar, es que todos los productos La Catedral de Navarra son recolectados en su punto óptimo de maduración, propiedad que confiere a sus productos un sabor y un aroma auténtico.

 

2. Limpiado y escaldado:

El siguiente paso para hacer puerros en conserva será su limpiado. Será necesario limpiar los puerros para extraer los posibles restos de tierra que puedan contener de su cultivo. Posteriormente serán escaldados en agua hirviendo para otorgarles esa textura tierna tan característica de los puerros La Catedral de Navarra. Cabe destacar que en esta conservera realizan el escaldado antes de ser pelados, característica que complica un poco más el proceso de elaboración del puerro pero que ayuda a conservar todo su sabor y aroma.

 

3. Pelado del puerro y selección de tamaño:

Para hacer puerros en conserva, únicamente se emplea la parte blanca y blanda de la hortaliza. Como consecuencia, La Catedral de Navarra pone un gran esfuerzo en el pelado y limpiado del puerro, desechando la piel exterior, las hojas verdes y la barba de la hortaliza. El tamaño del envase determinará la altura a la que debe cortarse cada puerro. Si vas a hacer puerros en conserva tú mismo en casa, puedes guardar la parte verde para realizar un caldo posterior otorgándole un sabor exquisito.

 

4. Calibrado del puerro:

Una vez conseguido un puerro tierno y limpio, será necesario su calibrado en función del grosor. Los puerros La Catedral de Navarra se caracterizan por ser unos puerros finos y poseer una textura blanda sin hebras que se deshace en la boca. Todo su proceso de elaboración artesanal da como resultado uno de los mejores puerros en conserva que existen en el mercado.

 

5. Envasado y autoclave:

El siguiente de los pasos para hacer puerros en conserva será su envasado al natural, ya sea en tarro o en lata. Una vez envasados, los espárragos son dirigidos hasta las máquinas de autoclave, una especie de horno de gran tamaño donde se realiza la esterilización del producto.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *