Cómo hacer crujiente de jamón ibérico

 

Dos recetas diferentes para elaborar un producto estrella: crujiente de jamón ibérico.

Con la llegada de las Navidades, todos nos volvemos un poco más exigentes a la hora de elaborar nuestros platos de siempre. Ya no vale solo con que esté bueno, ahora también queremos que quede bonito, que sea sano y además que no dañe demasiado nuestro bolsillo. Hoy os vamos a lanzar una idea que esperamos que se adapte a todas estas premisas: crujiente de jamón ibérico. Sabemos que el jamón ibérico de bellota no es un producto precisamente barato, pero solo te bastará con un par de lonchas para adornar y dar sabor a una rica crema de verduras o una delicada tapa gourmet.

 

Cómo hacer crujiente de jamón al horno

Se trata de la mejor manera de hacer crujiente de jamón en grandes cantidades. Cubrimos una bandeja con papel para horno, colocamos por encima unas lonchas de jamón ibérico y las tapamos bien con otra capa de papel especial para horno. Ahora solo nos queda esperar de 15 a 20 minutos con el horno a 180 grados para tener nuestro crujiente de jamón en su punto.

Cómo hacer crujiente de jamón al microondas

El mecanismo para hacer crujiente de jamón al microondas es bastante similar al del horno, pero mucho más rápido. Colocamos un par de lonchas de jamón ibérico encima de un papel absorbente de cocina, una al lado del otro,  y cubrimos con otra hoja de papel. Introducimos al horno durante 40 segundos a máxima potencia y sacamos para observar cómo queda. Debemos repetir la operación unas dos o tres veces hasta obtener el resultado deseado. Cada microondas tiene una potencia diferente, así que debes controlarlo ya que es bastante difícil especificar un tiempo exacto en el microondas.

 

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *