Cómo conservar el Jamón Ibérico

Los mejores trucos para conservar el Jamón Ibérico de la mano de Arturo Sánchez.

 

A la hora de conservar el jamón ibérico surgen muchos interrogantes: ¿Dónde guardar el jamón? ¿A qué temperatura debe mantenerse? ¿Con qué cubrir el jamón? Estas han sido preguntas siempre presentes en nuestra cabeza y que aprovechando nuestra visita a Arturo Sánchez, pudimos resolverlas de una manera clara. Sabemos que una buena pieza de jamón ibérico supone un desembolso económico importante para una familia y por eso queremos exponerte una serie de trucos para que no desperdicies ni un solo pedazo.

Trucos para conservar el jamón ibérico de Arturo Sánchez

Cubrirlo con su propia grasa: seguro que habrás oído este método de conservación del jamón en más de una ocasión. Al empezar una pieza, conserva un trozo de su corteza o tocino y cubre el corte con él.
Film transparente: otro truco para conservar el jamón que nos hicieron llegar desde Arturo Sánchez fue cubrir el corte del jamón con un trozo de film transparente.
Aceite de oliva: quizás sea el método para conservar jamón ibérico más desconocido, consiste en cubrir el corte de la pieza con un poco de aceite de oliva.

El objetivo de todas estas formas de cubrir el jamón es evitar que la pieza entre en contacto con el aire y prevenir así que la pieza se reseque o se adhieran a ella olores y sabores presentes en su entorno.

Otros trucos para conservar jamón:

• Es recomendable cortar tan solo la cantidad de jamón que vayamos a consumir en el momento para evitar que se estropee.
• En Arturo Sánchez nos aconsejan guardar sus piezas ya bien sea en la cocina o en la despensa.
• Es aconsejable retirar las primeras lonchas del corte ya que estas pueden quedarse algo resecas.
• El moho, a pesar de lo que muchas personas puedan pensar, ayuda a fijar los sabores y aromas del propio jamón funcionando como protección. Únicamente deberás retirar el moho a medida que vayas consumiendo.
• Desde Arturo Sánchez recomiendan consumir cada pieza de jamón en un máximo de 15 días, pero si sigues todos nuestros consejos anteriores, estamos seguros de que conseguirás que tu jamón aguante hasta más de un mes.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *