¿Agua con gas o agua sin gas? ¿Qué es mejor?

Conoce los beneficios del agua con gas y el agua sin gas y descubre para quiénes está indicado cada tipo de agua.

Mientras que en otros países europeos el agua con gas está muy extendida, en España todavía es algo minoritario. Únicamente el 10% del agua embotellada que se consume en nuestro país corresponde a agua con gas. Pero, ¿qué es mejor? ¿el agua con gas o el agua sin gas? ¿Cuáles son los beneficios de cada tipo de agua mineral y para quiénes están destinadas?

 

Agua mineral con gas

Existe una falsa creencia referida al agua con gas y a su aportación calórica. A pesar de lo que muchas personas puedan pensar, el agua carbónica es simplemente agua mineral a la que se le añade ácido carbónico disuelto. En ningún momento se le añade azúcar. Esto quiere decir que el agua con gas no contiene calorías que puedan poner en juego nuestra dieta. El agua carbónica estimula la secreción de jugos gástricos por parte de nuestro estómago por lo que es recomendable para aquellas personas que sufren digestiones pesadas. No obstante, no debiera ingerirse más de dos vasos medianos al día ya que podríamos provocar un aumento de los gases en nuestro tubo digestivo.

 

Agua mineral sin gas

El agua mineral sin gas por su parte, es un agua mineral totalmente natural a la que no se le añade ningún tipo de sustancia. Únicamente posee una gran cantidad de minerales que ayudan a nuestro organismo a reponer sus niveles de electrolitos al mismo tiempo que nos mantiene hidratados. Nuestro cuerpo está compuesto por un 60% de agua, por lo que serán necesarios al menos dos litros de agua para mantenerlo en perfecto estado.

Por tanto, es tuya la decisión de elegir agua carbónica o agua sin gas. Ambas aportarán a tu organismo una gran fuente de minerales y te ayudarán a liberar los excesos cometidos en estas navidades.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *